Mil familias obtendrán apoyo a través del proyecto “Regreso Digno a Casa”

El pasado 27 de octubre, se anuncio oficialmente el proyecto “Regreso digno a Casa”, a través de un evento virtual que fue presidido por el Director de USAID El Salvador, David Gosney; la Directora de País de CRS, Holly Inurreta; el Director de Fe y Alegría El Salvador, Saúl León; y Luis Alonso Amaya, quien es el Director General de Protección Civil, Prevención y Mitigación de Desastres. Dicha iniciativa es un trabajo en conjunto entre; La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Catholic Relief Services (CRS) y Fe y Alegría El Salvador.


El objetivo del Proyecto “Regreso Digno a Casa”, es beneficiar a mil familias que se vieron afectadas por las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal. Así como también, permitirá que las familias de San Salvador y La Libertad regresen a sus hogares sin ninguna dificultad y se recuperen de los múltiples daños causados por las tormentas. En este sentido el proyecto está compuesto por las siguientes actividades: 1,000 hogares podrán recibir transferencias en efectivo multipropósito para ayudar a cubrir sus necesidades básicas; 850 viviendas con serios daños estructurales y con la fuerte necesidad de reparación, serán asistidas con el apoyo de mano de obra calificada local; así como también se otorgaran insumos totalmente esenciales para el hogar de haber existido perdida de los mismos, dentro de ellos se pueden encontrar colchones y electrodomésticos.


“Muchas familias tiene la necesidad de cubrir sus necesidades básicas, así como también la necesidad de reparar sus casas para regresar a su hogar” expreso David Gosney, Director de USAID El Salvador.

En este sentido, con el afán de identificar aquellas personas mayormente afectadas y vulnerables, se desarrollo un mapeo colaborativo con los diferentes líderes locales, comunitarios y grupos de la Dirección Nacional de Protección Civil. De las más de 1,000 personas preseleccionadas para el proyecto, representan alrededor de 3,812 personas de las cuales 33% son menores de edad de 17 años, por su parte el 19% son mayores de 50 años y el 73% son mujeres jefas de hogar.


“El Proyecto busca dotar de condiciones dignas y contribuir para que las personas de San Salvador y La Libertad más afectadas puedan salir adelante”, expreso Holly Inurreta, Directora de País de CRS. Así como también “Es alarmante que el 69% de las personas que participaron en el estudio expresaron sentirse muy inseguros por las condiciones de su vivienda, y que sólo el 20% de ellos cuente con un empleo formal, mientras que el 80% restante tiene como fuente de ingresos empleos estacionales, temporales o son parte del sector informal”, aseguro Saúl León, Director de Fe y Alegría El Salvador, mismo quien también asevero que “las tormentas y la crisis de la pandemia del COVID-19 resaltaron aún más la necesidad de trabajar por el sector vulnerable para asegurar sus derechos fundamentales, tales como la vida digna y su bienestar”.